sábado, 19 de abril de 2008

...y aquí esta Ameghino...

Este destacado científico sudamericano es sombreado por un manto de burlas sobre sus teorías. Burlas que nadie pudo realizarle en vida ya que era intachable su labor y porque no se habían descubierto aún la mayoría de los restos fósiles que en la actualidad demuestran un origen centroafricano del "Homo sapiens sapiens". Incluso se consideraba al continente europeo como terreno poco probable para la aparición humana.
Esto hacía posible una cuantiosa cantidad de teorías sobre el tema conviviendo en el ámbito teórico en forma igualitaria, Dice el Dr. Vera Fortes, de la Academia Nacional de La Historia
"..¿ Qué ocurriría si en el futuro encontrasen pruebas contundentes sobre un posible origen de la especie humana en terrenos hoy inexplorados para la paleontología (como los polos, Groenlandia, etc.). Si eso ocurriera abandonaríamos rápidamente las teorías del origen africano como ha quedada en el olvido la teoría de Ameghino.
Los aportes que él realizó sobre el origen de los mamíferos, en cambio, aún resultan de gran valor ya que ese origen no resulta muy claro en las teorías actuales. Es asombrosamente improbable que dos especies logren características semejantes en regiones diferentes. Incluso cuando el clima y otras condiciones concuerden, las especies cambian en forma casual en un comienzo. Luego el ambiente selecciona las casualidades más aptas para esa especie. En términos de casualidades para que hayan cambios genéticos (mutaciones) es muy extraño un origen de los mamíferos en múltiples zonas. Sin embargo, salvo excepciones, esas son las posturas actuales Ameghino aporta mucho más al origen de los mamíferos y a la Epistemología (Filosofía del conocimiento) que al origen humano.
En las bases de los estudios de este investigador se hallan profundas raíces metodológicas concordantes con otros científicos de su época que intentaban una explicación coherente a tantos restos fósiles descubiertos sin una línea evolutiva que los articule.
Esta necesidad de teorías sobre líneas evolutivas podría derivarse de la fuerza que logró el paradigma evolutivo originado con Charles Darwin. A partir de ese paradigma quedaron una gran cantidad de descubrimientos fósiles por realizarse y, a su vez, se intentaron describir líneas evolutivas que relacionaran la anatomía con el ambiente en que vivió ese individuo y la zona geográfica en que se hallaron. La sed de descubrimientos y de teorías estaba en su plenitud gracias a la teoría evolutiva darwiniana que las cobijaba

No hay comentarios:

Guerra de Yom Kipur y la Crisis del Petroleo

Loading...