lunes, 12 de mayo de 2008

El Fraude Patriótico


Si esto les suena, de una u otra manera, tengan en cuenta que existe un viejo dicho que versa "no hay nada nuevo bajo el sol",..., bien, esto sucedía allá por 1930, cuando Uriburu gobernaba, pero no fue exclusivo de él, tambien lo hizo Justo, presidente constitucional, y Ortiz, y..., bueno ¿lo dejamos ahí?,..., en fin la pregunta es ¿fue hace mucho?, nuestros políticos ¿saben un poquito de historia?, les dejo a su arbitrio la respuesta, el Texto está sacado de BERTONI, Montes; "Los tiempos de Perón", Historia Argentina, Nº 11, 1991, P. 617,
"...En realidad, los golpistas sabían que convocar a elecciones podía ser peligroso y por eso tuvieron la precaución de prohibir antes al candidato radical, Marcelo de Alvear. No fuera a ser cosa de que los radicales ganasen por las urnas lo que habían perdido por las armas. Lo ideal era volver a un sistema que se pareciese a la democracia, pero, eso sí, sin correr ningún riesgo. Es decir, que hubiese elecciones, Congreso y todo lo demás, pero que se hiciese lo necesario para impedir que los "enemigos" volviesen al poder, incluida la trampa.
Así fue como, poco a poco, se organizó lo que se conoció como "fraude patriótico-, una frase algo difícil de entender porque ¿cómo puede ser patriótico el engaño? Pero as lo llamaban los que lo defendían en esos años que no por casualidad fueron llamados laa década infame-. Pensaban
que la gran mayoría del pueblo era demasiado ignorante para saber elegir, de modo que lo que convenía era que "se simulara votar", mientras los que realmente decidían —a través del fraude— eran los que sí sabían lo que le hacía falta a la patria.
De nada servia en esa época la ley; Sáenz Peña. Estaba todo muy bien organizado. Los dueños del poder tenían un sistema de caudillos locales que les 'hacían' las votaciones. Barceió, el intendente de Avellaneda, y su hombre fuerte Ruggero —Ruggerito, como lo llamaba todo el mundo— fueron tal vez los más famosos. Eran dueños de la municipalidad, de la policía, de la justicia, de los clubes de fútbol, de las casas de juego, de los prostíbulos. Cambiaban votos por empleos públicos, por regalos, por mirar para otro lado cuando se cometían robos, hasta por camas de hospital... Y, como si esto fuera poco, coleccionaban libretas de enrolamiento, no había muerto que no votara y pedían que el voto fuera 'cantado', asi se sabía quiénes eran "de los buenos"- Y, si alguien se ponía en el camino, había un buen servicio de matones a sueldo para torturas, asesinatos y castigos variados. Así fueron las elecciones de los años veinte [y treinta>], excepto en la Capital Federal, donde se cuidaban las formas y se trataba, de mantener las apariencias liberales y republicanas..."

2 comentarios:

Anónimo dijo...

la verdad que una verguenza.
ensima lo tengo que estudiar para el colegio y no es feo el tema pero muy denso. Mas o menos entiendo lo que dice este texto pero como carajo relaciono el fraude patriotico con las elecciones de este añO? me parece que hay fraude patriotico pero que puedo saber yo ? no entiendo nada, :S

Jhony -Juan Blanco- dijo...

En aquellos años se pensaba que no se podía volver a los tiempos pasados y que debía hacerse TODO LO POSIBLE para que así fuera. Un discurso actual ha dicho que para no volver al pasado debemos votar al oficialismo. Sin dar nombres ¿no encuetras allí la relación?. Si tu lo entiendes es una manera de evitarlo, solo se puede evitar lo que, desde el conocimiento, nos disgusta, si tú das un visto al costado, aún sabiendo que está mal, pasas a ser cómplice.

Guerra de Yom Kipur y la Crisis del Petroleo

Loading...